ESCAPE ROOM: ORÍGENES

Disponen de 60 minutos para escapar…su tiempo comienza en cuanto escuchen la alarma que activará la marcha atrás del reloj.

¿De dónde nace esta locura que poco a poco se está consolidando como forma de ocio con miles de adeptos en todo el mundo?, ¿quién tuvo la idea de plasmar en un entorno real y con objetos tangibles el concepto de salir de un espacio cerrado a través de juegos de resolución, lógica y aperturas de candados y puertas?

2016: Silicon Valley, lugar donde cierto grupo de informáticos crea un juego para ordenador en el cual aparece un tiempo limitado para resolver un enigma. Primeros síntomas de la pandemia …

Corre el año 2007, Takao Kato, con 35 primaveras a sus espaldas y productor de una revista gratuita, basándose en diferentes aficiones y aventuras gráficas de point and click (especialmente en la propuesta creada por Toshimitsu Takagi ‘’Escape the Room’’, en la cual el jugador debía de escapar de una habitación abriendo candados y resolviendo puzles), decide crear el REG (Real Escape Game).

Comienza la fiebre, se hace eco entre grupos de estudiantes que buscan nuevas aventuras más allá de las salidas a bares y por supuesto de las interminables sesiones de estudio y exámenes. Muchos de ellos lo utilizan como forma de quitarse el estrés.

Rápidamente adquiere mucha popularidad en la población japonesa, lo que lleva a una apertura de más de 50 juegos entre Japón y Singapur en el año 2011. Llega a San Francisco en el 2012, donde Kazuya Iwata, amigo de Kato, cofunda con Nate Martin la primera empresa de escape room en América, ‘’Puzzle Break’’.

La pandemia se expande…

Budapest… 2011, de la mano de Attila Gyurkovics, llega el primer juego de escapismo a Europa, ‘’Parapark’’. Attila presenta un juego donde la resolución de enigmas se queda más en segundo plano, siendo la aventura y experiencia de escape sus características principales. Gyurkovics utiliza edificios abandonados para desarrollar el juego y su idea se extiende por Europa.

Barcelona…2012, de la mano de Parapark llega a España el fenómeno del escape room, donde en menos de 6 años se registran más de 150 salas. Madrid, Bilbao, Valencia, Alicante, Santander, Zaragoza, Sevilla, Conil, Vigo, Coruña…el virus no deja indiferente tampoco a estas ciudades.

La duración de una partida suele ser de 60 minutos y a puerta cerrada, pero algunas empresas ya ofrecen juegos de hasta 2 horas de duración incluyendo alguna zona exterior a la ‘’room’’ donde hacer algo.

Las temáticas se disparan, casas encantadas, laboratorios, epidemias zombis, nuevas guerras mundiales, bunkers, prisiones, secuestros…incluyendo además algunas salas actores que rolean personajes introductorios a la historia o que interactúan con los jugadores durante su partida, las escape room consiguen elevar los juegos en vivo a una experiencia más que realista. Efectos visuales, ambientación sonora y escenarios dignos de los mejores set de rodaje consiguen que vivas durante un tiempo algo fuera de tu realidad.

¿Te pica la curiosidad? ¿Aún no te has escapado?

 

¡ESTAMOS ABIERTOS!

ZONA NO CONFINADA