ESCAPAVITY

En esta ocasión vengo a opinar sobre la eclosión de las salas de escape y el rango de alcance que están obteniendo.

En las conversaciones del metro, en los grupos de fumadores del descanso en la oficina, en las entradas de los colegios al dejar a los niños, cada vez con mayor frecuencia se habla de las escape room.

 Sin duda se está consolidando como actividad a elegir dentro de la oferta del ocio y el entretenimiento, ahora la gente planea irse de cena, al cine, de copas, y  jugarse una sala de escape. Marcarse una ruta por Barcelona, Madrid, Bilbao o Londres para probar más experiencias es escuchado con mayor frecuencia en los fans del escapismo.

Juegas con tu pareja, con tus amigos, con tu familia, con tus compañeros de trabajo, la cantidad de opciones y combinaciones brotan y hacen que el mundo del escape esté alcanzando ese posicionamiento que mencionaba antes dentro del ocio.

 La experiencia, además, provoca adicción. Surgen grupos de aficionados que comparten su pasión por este mundo, se disparan los blogs, aparecen personas y personajes que públicamente muestran sus reviews sobre lo que han vivido en tal o cual sala de escape, y hasta da lugar a aperturas de nuevas empresas hechas por gente que ya era jugadora.

 Se podría hacer un sondeo sobre las personas que acuden al escapismo, rangos de edades, aficiones que les unen…pero digo yo, ¿de qué serviría? Visto lo visto en los meses que RK Games lleva en activo, las teorías se desmontan. Hemos visto padres con sus hijos, mayores, adolescentes disfrutando de la sala, grupos de amigas cuarentonas, de señores que se dejan llevar y no se ponen límites por la edad, la lista se hace larga.

 ¿Es aconsejable para todo el mundo? La respuesta es obviamente sí. Ahora entra en juego qué tipo de sala quieres hacer, porque aquí sí que hay que ser más cuidadoso y selectivo. Considero que algunas salas, según propuestas, intensidades y niveles de dificultad no deberían ser jugadas en una primera ocasión, por lo que es más aconsejable echar un vistazo en foros y blogs sobre las escape room para guiarse un poco.

Escapavity, esta palabra dibuja en mi cabeza una ciudad en sí o un parque temático lleno de experiencias de escape. Ya existen empresas que ofrecen sus juegos en bloques de pisos o fábricas abandonadas. ¿A dónde llegará esto? Veremos a ver.